MARIA CALLAS: EN SUS PROPIAS PALABRAS

MARIA BY CALLAS. 2017. 113´. Color.

Dirección: Tom Volf; Guión: Tom Volf; Montaje: Janice Jones; Música: Obras de Puccini, Verdi, Rossini, Bizet, etc.; Producción: Emma Lepers, Tom Volf, Emmanuel Chain, Thierry Bizot y Gael Leiblang, para Elephant Dog-Petit Dragon-France 3 Cinéma-Unbeldi Productions (Francia).

Intérpretes: Maria Callas, Fanny Ardant (Voz de Maria Callas); David Frost, Edward R. Murrow, Elvira de Hidalgo, Rudolf Bing, Giovanni Battista Meneghini, Aristóteles Onassis, Bernard Gavoty, Pier Paolo Pasolini.

Sinopsis: Biografía de Maria Callas realizada a partir de declaraciones de la propia artista.

Si Tom Volf quería estrenarse en la dirección de largometrajes con un documental que llamara la atención, no pudo escoger un personaje más adecuado, porque su ópera prima gira alrededor de la gran diva del bel canto, Maria Callas. Figura tan admirada como controvertida, la soprano de origen griego da para muchas películas, pero Volf hace que sea ella quien hable, lo cual no deja de ser un acto de justicia con una mujer que fue maltratada por la prensa durante años, alterándose de forma significativa la visión que el público tenía de ella. Más una autobiografia filmada que un biopic al uso, la película obtuvo un masivo beneplácito por parte de la crítica y un remarcable éxito internacional para un producto de estas características.

Queda claro que Tom Volf adora a Maria Callas. Se entiende porque, siendo un servidor muy ignorante en cuestiones operísticas, sí sabe que la de La Divina era una voz que hacía honor a semejante calificativo:  en caso de aceptar la existencia de Dios y de concederle las cualidades que le atribuyen sus fieles, ese ser supremo cantaría con la voz de Maria Callas. El director huye del relato lineal, y empieza por mostrar la dualidad de la biografiada, a la vez una gran diva de fama mundial y una mujer llena de inseguridades cuando los focos se apagaban. El resto del metraje lo dedica a intentar que el espectador conozca a esas dos mujeres que vivían en el mismo cuerpo. A la diva la conocemos de la mejor manera posible, con extractos de algunas de sus más celebradas representaciones, en las que lo sublime cobra vida y la artista es capaz de conmover incluso al espectador más obtuso. También escuchamos el muchas veces silenciado punto de vista de la diva respecto a algunas de las más sonadas polémicas de su carrera profesional, como su tormentosa ruptura con el Metropolitan de Nueva York o la aciaga representación de Norma en la Scala milanesa el 2 de enero de 1958. Pero si la Callas vivió los mayores éxitos artísticos imaginables, Maria fue una mujer infeliz, que confesaba haberse sentido más explotada que querida por su família y por su primer marido, el empresario italiano Giovanni Battista Meneghini. Después, la diva se enamoró del armador griego Aristóteles Onassis, junto a quien vivió unos años felices (aunque negativos para su carrera artística) hasta que la relación se enfrió y el millonario terminó abandonándola por Jacqueline, la viuda de John Fitzgerald Kennedy. La Callas, que más de una vez dijo que la extrema dedicación a su carrera le había impedido disfrutar de una vida personal plena, y que con gusto hubiese renunciado a sus éxitos a cambio de una tranquila vida familiar, vivió la ruptura como una traición, probó suerte en el cine y se refugió en la soledad de su apartamento parisino hasta su fallecimiento a la edad de 53 años. Un final triste para quien fue la voz más importante del siglo XX.

Volf alterna las imágenes de archivo de entrevistas concedidas por la diva y los extractos musicales, todos ellos de un enorme valor, con lecturas de algunas cartas escritas por Maria Callas a sus amistades, entre las que destaca su maestra y mentora, la soprano española Elvira de Hidalgo. Estos pasajes, intercalados en la narración y leídos por esa gran actriz que es Fanny Ardant, son útiles para conocer el lado más íntimo de una realidad muchas veces distorsionada por la luz de los focos. La forma en que esto se hace debe llevarnos a alabar el brillante montaje de una película que satisfará tanto a los conocedores de la vida y la carrera de Maria Callas como a los neófitos, pues durante el metraje cohabitan los elementos para el disfrute de los expertos como la información de espíritu más divulgativo. En el debe, mencionar que el film pasa muy de puntillas por los años de formación y ascenso de la Callas, y se centra demasiado en una época en la que lo que de verdad hacía excepcional a la biografiada (gente infeliz en su vida privada la hay en cada esquina) pasó a un segundo plano. Aun así, muy buena película sobre una artista genial, a la que el tiempo no hace otra cosa que revalorizar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *