BURNING: NOCHES DE ROCK AND ROLL

BURNING. NOCHES DE ROCK AND ROLL. 2018. 82´. Color-B/N.

Dirección: Fernando Colomo; Guión: Fernando Colomo y Roberto J. Oltra; Montaje: Arturo Perpiñán; Música: Burning; Producción: David Bufalá, Susana López Corcuera y Roberto J. Oltra, para Uhura Audiovisual (España).

Intérpretes: Johnny Cifuentes, Eduardo Pinilla, Carlos Guardado, Kacho Casals, Maikol Slingluff, Nico Álvarez, Enrique Pérez Lastrung,.Gonzalo García Pelayo, Javier García Pelayo, Maribel Casas, Maker Casas, Luz Casal, Loquillo, Carlos Tarque, Enrique Bunbury, Josele Santiago, Álvaro Urquijo, Edi Clavo, Rosendo Mercado, Jesús Ordovás, Ramón Arroyo, Alberto Marín, Fernando Colomo, Carmen Maura, Óscar Aibar.

Sinopsis: Documental sobre Burning, grupo madrileño de rock con más de cuatro décadas de historia.

Noches de rock & roll es, además del título de uno de los álbumes más recordados de Burning, un homenaje a estos auténticos resistentes del rock, que iniciaron su andadura como banda antes del fallecimiento del dictador Francisco Franco y permanecen en activo pese a las bajas y los achaques. Para hacer esta película, el director más inidicado era, sin duda, Fernando Colomo, un cineasta cuyo nombre está unido al del grupo por una frase que no necesita mayores comentarios: ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?

El punto de partida de este documental es el concierto-homenaje que dio la banda, con motivo del cuadragésimo aniversario de su fundación, en Madrid, su ciudad. En ese espectáculo, los supervivientes de Burning contaron con el apoyo de figuras relevantes del rock español como Luz Casal, Enrique Bunbury o Josele Santiago. Las imágenes de los ensayos para ese concierto se alternan, al modo usual en esta clase de productos, con entrevistas a los miembros supervivientes de la banda  en las que éstos rememoran su pasado, y con artistas que fueron coetáneos o discípulos de Burning. Siendo una banda tan de barrio, uno echa a faltar la presencia de algunos fans veteranos del grupo que añadan pasión y perspectiva, pues, al margen de la intervención de dos de las hermanas del elemento más carismático del grupo, Pepe Risi, apenas se recogen testimonios de lo que ha significado Burning no sólo para músicos o gente del cine, sino para esa fiel legión de fans que, en algunos casos, lleva siguiéndoles desde sus inicios.

Los comentarios más agudos provienen, lo cual no es ninguna sorpresa, de Josele Santiago, quien además parece ser, a juzgar por las imágenes de los ensayos que se ven en el documental, el único de los invitados que parece conocer bien el cancionero de Burning. Dice el líder de Los Enemigos que de ninguna manera el Madrid pre-Movida era el desierto musical que después nos han querido vender. Otra cosa es que al rock urbano, que era el movimiento de moda durante la Transición, se le hayan dado más palos que bombo. Cosas de la pre4nsa musical, siempre tan snob. Burning fue, junto a Leño, el grupo puntero de ese movimiento, y facturó, al rebufo del exitazo que fue la canción mencionada en el primer párrafo, un disco notable, El fin de la década. Después, la Movida y la heroína entraron arrasando y, pese a la buena acogida de Noches de rock & roll, Burning pasó a un segundo plano del que, a nivel popular y de ventas, no ha vuelto a salir. Demasiado blandos para los heavies, demasiado rockeros de extrarradio para quienes marcaban tendencias en los 80, de Burning empezó a hablarse poco, pero ahí siguen, pese a la temprana baja de Toño, su primer vocalista, y a la llorada muerte de Pepe Risi, ya en la segunda mitad de los 90.

Colomo, ya se ha dicho, no arriesga mucho ni en el formato, ni en el estilo. Deja que los intervinientes se explayen lo justo, barre para casa dedicando una parte significativa del metraje a recordar el momento en que su propia trayectoria y la del grupo se juntaron, con resultados triunfales para ambos, y, más allá de los ensayos, coloca pocas canciones para tratarse de un documental musical. Me parece justo que se homenajee a la banda más stoniana, y también más longeva, del rock español, pero el film acaba sabiendo a poco.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *