»

PARCIALMENTE NUBLADO

Resultado de imagen de partly cloudy

PARTLY CLOUDY. 2009. 6´. Color.

Dirección: Peter Sohn; Guión: Peter Sohn; Montaje: Jason Hudak; Música: Michael Giacchino; Producción: Kevin Reher, para Pixar Studios-Walt Disney Pictures (EE.UU.).

Intérpretes: Tony Fucile (Voces masculinas); Lori Richardson (Voces femeninas).

Sinopsis: Las cigüeñas son las encargadas de llevar a los recién nacidos desde las nubes hasta sus hogares. Una de ellas siempre debe transportar a las crías de las especies más difíciles.

Concebido para acompañar el estreno de Up, Parcialmente nublado es un cortometraje de los estudios Pixar que significó el salto a la dirección de Peter Sohn, uno de los alumnos aventajados de la compañía. Se trata de un relato sin palabras en el que las criaturas vienen de las nubes y son las cigüeñas quienes las llevan hasta sus hogares. Ese mundo celestial tiene algunas cosas en común con el nuestro de cada día, como por ejemplo que el reparto del trabajo no es demasiado equitativo y, si eres la cigüeña que hace los envíos de una nube particularmente gafe, te tocará transportar cocodrilos y erizos mientras tus colegas, mucho más relajadas, se dedican a trasladar criaturas humanas, que tan pequeñas son hasta graciosas, y cariñosos cachorritos.

Una vez más, Pixar consigue exaltar valores positivos, como la amistad y el respeto a la diferencia, sin caer en noñerías ni faltarle el respeto a su público adulto, que tanta importancia ha tenido en su crecimiento. El mensaje es claro: si tienes amigos desastrosos, no es cuestión de seguirles a ciegas, pero abandonarlos no es una opción. La factura técnica posee la exquisita calidad marca de la casa, y es de celebrar que estas obras, orientadas a las generaciones que, en un futuro no muy cercano, tendrán que cambiar el mundo, recuperen una de las esencias del primer gran cine: la capacidad de contar historias de calado universal sin hacer uso de la palabra.

Parcialmente nublado es una joya de seis minutos. En menos tiempo del que dura una tanda de estúpidos anuncios en televisión, el novato Peter Sohn es capaz de explicarnos un bello cuento que poco tiene que envidiar a las obras mayores de esa fábrica de ilusiones llamada Pixar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *