DEFINICIÓN DE LA MÁS PELIGROSA DE LAS PESADECES

La dio, en mitad del convulso siglo XX, un auténtico experto en crear frases memorables, Winston Churchill:

“UN FANÁTICO ES ALGUIEN QUE NO PUEDE CAMBIAR DE OPINIÓN Y NO QUIERE CAMBIAR DE TEMA”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *