TRES TÍOS QUE SON LO MÁS

Resultat d'imatges de the bad plus

Más de un lustro llevaba sin ver actuar a uno de mis grupos favoritos, The Bad Plus, que anoche finalizaron su gira europea de este año con un concierto en el Conservatori del Liceu. Como no todos los años tiene uno la oportunidad de ver a una de las mejores bandas del siglo XXI, en mi lista de imperdibles del Festival de Jazz barcelonés de este año figuraba en letras grandes este espectáculo. Inmerso en una actividad frenética en los últimos años, este magnífico trío presentaba su nuevo disco, It´s hard, en el que se internan en uno de los aspectos que más han contribuido a su fama: las versiones de clásicos del pop y el rock, con aderezos jazzísticos añadidos.

Ethan Iverson, Reid Anderson y David King forman uno de los grupos mejor compenetrados que he oído jamás. Ejemplo de trío democrático, en el que todos se reparten el protagonismo en la composición y la interpretación, The Bad Plus maneja un amplio abanico estilístico que les lleva de lo pegadizo a lo experimental, de lo intimista a la contundencia más rockera. Sus versiones, a medio camino entre el homenaje y el cachondeo, no ensombrecen el éxito de sus temas propios, varios de los cuales han alcanzado el status de hit-singles, si es que en el jazz puede hablarse de algo similar. Anoche, sonaron algunas canciones compuestas por los componentes de la banda, como My friend Metatron, pero hubo un claro predominio de las versiones, entre ellas una de Bill McHenry (Alfombra mágica) que contó con el acompañamiento del propio saxofonista. En directo, The Bad Plus son espectaculares, pues unen profundidad de discurso, talento improvisador, conjunción perfecta y mucho sentido del humor. Después de una apabullante versión de Mandy, canción popularizada por Barry Manilow, Anderson nos obsequió con un descacharrante discurso cantado que provocó las risas del público. Como bis, el I walk the line de Johnny Cash. Con un par. The Bad Plus pueden con todo, sólo hay que verles y escucharles para comprobarlo.

Uno de sus clásicos indiscutibles:

Versión de Crowded House incluida en el nuevo álbum:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *