PODEROSO CABALLERO

Mientras muchos se dedican a recrear burdas parodias de la democracia, algunos preferimos leer a hombres sabios. Por ejemplo, a Chateaubriand:

“PARA SER UN HOMBRE AVENTAJADO EN LOS NEGOCIOS NO SE TRATA DE ADQUIRIR CUALIDADES, SINO DE PERDER ALGUNAS”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *