CÓNCLAVE GUITARRERO

Para un amante de la guitarra como yo, ver a dos virtuosos del instrumento en el mismo escenario es un regalo. Anoche, en Barcelona, ocurrió exactamente eso. Fue, por supuesto, en el Jamboree, y los dos guitarristas eran nada más y nada menos que Larry Coryell y Mark Whitfield, uno de los más técnicos intérpretes de las últimas décadas y el que quizá sea el discípulo más aventajado de George Benson. Cita ineludible, pues.

Una vez metidos en harina, he de decir que, siendo bueno, tuve la sensación de que el concierto pudo haber dado más de sí. Coryell estuvo en su papel de ilustre veterano, luciendo galones y dando cancha a sus jóvenes y talentosos acompañantes, que además de Whitfield eran el organista Phil Wilkinson y el cada día más inspirado batería barcelonés Esteve Pi. Sin embargo, el músico texano extrajo, en mi opinión, sonidos demasiado ásperos de su preciosa guitarra, lo que a veces le situó un poco lejos de su característica soltura en las improvisaciones. Algunos de sus solos fueron muy buenos, pero me gustó más su toque en la actuación del año pasado junto a Joey DeFrancesco y Jimmy Cobb. Whitfield estuvo fantástico, no es un guitarrista demasiado original pero su técnica es apabullante y, cuando además le pone sentimiento, como ocurrió en Midnight sun, que interpretó en solitario, el resultado es una auténtica delicia para los oídos. Quizá el gran descubrimiento de la noche fue Phil Wilkinson, a quien Larry Coryell puso por las nubes en las presentaciones. No exageraba, el músico residente en Málaga es uno de los mejores organistas que he escuchado jamás, y su juventud hace prever una larga y exitosa carrera. Aunque la conjunción del cuarteto no era la mejor, el concierto ofreció momentos de auténtico lujo, como la versión del Birks´ works de Dizzy Gillespie y, sobre todo, el bis final, un Body and soul con Coryell luciéndose con la acústica y una banda que disfrutaba y nos hizo disfrutar. No fue perfecto, pero a ratos se acercó bastante.

Whitfield, Wilkinson y Pi en Ourense, hace sólo unos meses:

Larry Coryell en trío, año 2006:

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *