UNA VOZ Y UNA GUITARRA

Anoche actuó en el Jamboree Nnenna Freelon, una cantante que siempre me ha parecido de alto nivel y a la que sigo desde que, hace casi dos décadas, tuve un afortunado encuentro discográfico con su segundo álbum, Heritage (decididamente, mi educación musical no sería la misma sin Discos Balada, tristemente desaparecida tienda emblemática de Barcelona). Desde entonces, Freelon, que a sus casi 59 años luce un aspecto físico envidiable y es una artista inquieta que no se conforma con recrear standards a la antigua usanza, ha construido una carrera sólida que la ha convertido en una de las voces de referencia del jazz contemporáneo y que anoche la trajo a mi ciudad en compañía de un guitarrista brasileño, Chico Pinheiro, que se reveló como un gran músico y excelente acompañante.

El formato del concierto se prestaba a lo íntimo, y desde luego, y en el mejor sentido de la palabra, lo fue. Freelon y su joven guitarrista explicaron cómo se conocieron y qué les llevó a hacer una gira juntos, y la cantante reivindicó un jazz más lúdico y desenfadado que aquel que agrada a los sesudos puristas del género. El repertorio se movió entre el jazz más clásico y versiones de Sergio Mendes o Stevie Wonder (Overjoyed), artista a cuya obra Freelon dedicó un disco entero hace algunos años, y la verdad es que la cantante de Massachussets y el guitarrista de Sao Paulo sonaron de maravilla y deleitaron al respetuoso público que llenaba el Jamboree con una actuación cálida y musicalmente muy rica. No es que Nnenna Freelon posea una voz prodigiosa, pero canta realmente bien y su dicción es magnífica, en el despliegue y en el susurro. Hubo muy buen ambiente, tanto sobre el escenario (las miradas cómplices entre los músicos y esa continua interacción entre ellos me recordaron mucho a la que se da entre cantaor y tocaor en el flamenco) como en la platea, y al final los aplausos fueron unánimes y en el bis sonó Smile, que define a la perfección lo que fue el concierto y que, sin embargo, fue quizá la pieza que Freelon intepretó con mayor dramatismo. Porque eso también sabe hacerlo, aunque normalmente su forma de entender la música le lleve a otros lugares. Freelon dijo que probablemente grabaría en un futuro cercano un disco junto a Pinheiro. Visto lo visto anoche, será un disco muy bueno.

En 2010, interpretando uno de los grandes temas que le debemos a Johnny Mercer:

La versión de Stevie Wonder que sonó anoche, en versión de estudio:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *