«

EL BUSCAVIDAS

THE HUSTLER. 1961. 130´. B/N.

Dirección : Robert Rossen; Guión: Sidney Carroll y Robert Rossen, basado en la novela de Walter Tevis; Director de fotografía : Eugene Shuftan;  Montaje : Dede Allen; Diseño de producción: Harry Horner; Música: Kenyon Hopkins. Producción: Robert Rossen, para 20th Century Fox (USA).

Intérpretes: Paul Newman (Fast Eddie Felson); Piper Laurie (Sarah Packard);  Jackie Gleason (Minnesota Fats); George C. Scott  (Bert Gordon); Myron McCormick (Charlie Burns); Murray Hamilton (Findley); Michael Constantine, Stefan Gierasch, Jake LaMotta, Vincent Gardenia.

Sinopsis: Eddie Felson es un joven y arrogante jugador de billar. Decidido a ser proclamado el mejor, busca al Gordo de Minnesota, un legendario campeón, para enfrentarse a él. Su vida transcurre entre bares y mesas de billar. El amor de una solitaria y alcohólica mujer podría ayudarlo a abandonar esa clase de vida, pero Eddie no descansará hasta vencer al campeón.

Hay películas excelentes, buenas, malas y regulares. También hay películas redondas, perfectas, en las que todo encaja. El buscavidas es una de ellas. El film significó el triunfal retorno a Hollywood del director Robert Rossen, represaliado por el Comité de Actividades Antiamericanas del senador McCarthy, y fue asimismo el lanzamiento de Paul Newman como estrella cinematográfica a escala mundial. Más allá de todo eso, The Hustler es un film que atrapa desde la primera escena y que constituye una de las mejores reflexiones sobre la filosofía americana del éxito que se hayan visto en una pantalla. Eddie es un jugador de billar talentoso y apasionado. Fuera de su hábitat, es un perdedor nihilista y autodestructivo que, por ello, fracasará en su primer intento de destronar al Gordo de Minnesota de su oficioso título de campeón. Tras la cura de humildad, Eddie vivirá una odisea tras la cual tendrá lo necesario para conseguir el éxito, aunque para ello haya tenido que dejar lo mejor de sí mismo por el camino. ¿Ganar el mundo o perder el alma? La vieja pregunta tiene en este film una de las mejores respuestas que jamás se le hayan dado. Y es, además, una respuesta cinematográficamente magnífica, con una fotografía que captura a la perfección el ambiente de humo y oscuridad de las salas de billar, una música excelente que muchas veces deja paso a la otra música de la película, la del golpeo del taco contra las bolas de billar y el correr de éstas sobre el tapete, unos actores en estado de gracia entre los que resulta difícil destacar el carisma de Newman, la fragilidad de Piper Laurie, la dureza absoluta de George C. Scott o las expresivas miradas y la presencia escénica de Jackie Gleason, un guión de hierro plagado de  diálogos potentes pero nada recargados ni prescindibles y un director capaz, como los mejores, de convertir un material ajeno en una obra maestra totalmente personal y llena de estilo. En resumen, una película para disfrutar (a ser posible, con una copa y un paquete de cigarrillos al alcance de la mano) y que, medio siglo después de su estreno, no ha perdido ni un ápice de su valor.

6 Responses to EL BUSCAVIDAS

  1. juanki says:

    Muy buenas,

    Si fuese usted tan amable de hacerme una breve crítica de la película que lleva su nombre, le estaría enormemente agradecido.

    Salud,

    • alfredo says:

      Le haré una crítica breve, aunque próximamente le dedicaré un post más currado a la película de la que tomo mi nombre de guerra: es una joya bizarra de una belleza inusual, seguramente la película más personal de uno de los directores con más (y mejor estilo) del cine americano. Si no la ha visto, la recomiendo fervorosamente.

  2. Marc says:

    Una de las mejores películas jamás hechas, cómo perder y hacerlo con estilo y distinción. No le sobra nada, ni le falta, de acuerdo perfecta y quién no se acuerda del “Gordo de Minnesota”, a ver para cuando una crítica del arbol de la vida, una de las mejores o peores películas de la década, según como se mire, yo podría hacer una crítica de cualquiera de las 2 posiciones, lo que está claro es que hay que verla, ahí queda ese desafío “Don Alfredo”.

    • alfredo says:

      No tardaré en ver la película de Malick, Lawyer. Por lo que sé de ella, la experiencia puede ser un subidón importante o un chasco minúsculo, sin términos medios. Posiblemente después de este fin de semana ya se podrá leer mi crítica de “El árbol de la vida”.

  3. juanki says:

    Buenas,

    He leido el comentario de Marc y estoy de acuerdo con la recomendación de “El árbol de la vida”. A mi me pareció una muy buena película.

    Saludos,.:

    • alfredo says:

      Ahora mismo creo que la de Malick es la película que hay que ver. Ustedes me han cogido ventaja, pero no creo que sea por mucho tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *