MIDNIGHT IN PARIS

MIDNIGHT IN PARIS. 2011. 93´. Color.

Dirección : Woody Allen; Guión: Woody Allen; Director de fotografía : Darius Khondji;  Montaje : Alisa Lapselter; Dirección artística: Anne Seibel; Música: Miscelánea. Temas de Cole Porter, Sidney Bechet, Stèphane Wrembel, Offenbach, etc. Producción: Letty Aaronson, Stephen Tenembaum y Jaume Roures, para Mediapro (España).

Intérpretes: Owen Wilson (Gil); Rachel McAdams (Inez);  Kurt Fuller (John); Mimi Kennedy  (Helen); Michael Sheen (Paul); Carla Bruni (Guía del museo); Adrien Brody (Salvador Dalí); Alison Pill (Zelda Fitzgerald); Corey Stoll (Ernest Hemingway); Kathy Bates (Gertrude Stein); Marion Cotillard (Adriana).

Sinopsis: Gil es un guionista de éxito en Hollywood, insatisfecho con su trabajo porque querría dedicarse a la literatura, que está a punto de casarse con Inez. Viaja con su prometida a París acompañando a los padres de ella, que están en viaje de negocios. Una vez allí, y al llegar la medianoche, Gil puede trasladarse a épocas pasadas y conocer a ilustres figuras del arte del siglo XX.

Debo decir que me resistía a ver Midnight in Paris porque las últimas películas que he visto de Woody Allen me parecieron bastante flojas. Sin embargo, la película fue del agrado de gente en cuyo criterio confío, así que he ido a verla. Pues bien, me resistía con razón, porque el film es decepcionante. Empezando por el principio, el primer minuto de postalitas parisinas sobra. Yendo más allá, la trama es poco ingeniosa, carente de chispa y previsible desde el principio; las apariciones en la pantalla de grandes glorias del arte como Hemingway, F. Scott Fitzgerald, Picasso, Dalí o Buñuel (por citar sólo a algunos) están a medio camino entre el topicazo y la bufonada superficial, y a la película le ocurre casi siempre lo peor que le puede ocurrir a una comedia: no tiene gracia. Por otro lado, los personajes, a excepción del protagonista, son arquetípicos y planos, y me cuesta recordar otro film de Allen (director justamente famoso por lo contrario) en que las actuaciones sean tan pobres. En este punto salvo a Owen Wilson, actor por el que no tengo mucho aprecio pero que está más que correcto interpretando a Woody Allen, a la gran actriz Kathy Bates, y a Marion Cotillard. Del resto, poco que decir.

Cosas positivas: La selección musical es excelente. No se me ocurren muchas más, la verdad. Estoy de acuerdo en la opinión de Gil/Allen sobre el Tea Party, y también en que a esa América provinciana, garrula y reaccionaria (representada por los padres de Inez) es mejor cambiarla por  Europa. Que la visión del Viejo Continente de Allen sea tan naïf no tendría que ser un problema, pero esta circunstancia lastra todas y cada una de las películas que el neoyorquino ha rodado hasta la fecha fuera de su ciudad.En cuanto al Complejo de la Edad de Oro, sería un muy interesante tema de debate si el film no lo planteara de un modo tan simplista.

En resumen, un eslabón más en la decadencia de Woody Allen, que, a catorce años vista de su última gran obra (Desmontando a Harry) parece ya definitiva.

10 Responses to MIDNIGHT IN PARIS

  1. juanki says:

    La he intentado ver dos veces, pero se me ha indigestado las 2 veces. Debe ser que me agrada más el embutido del super que la nouvelle cousine.

    ¿podría hacer una crítica de una pistola, una mujer, etc..(Yimou)?

    Quería contrastar opiniones.

    • alfredo says:

      Lo de Allen no es nouvelle cuisine, es decadencia pura y dura. Lástima, tiene películas geniales. No he visto la peli de Yimou que dice, pero trataré de hacerlo en un plazo razonable. Me gustaban sus primeras películas, como “Vivir” o “La linterna roja”, pero a partir de “Hero” le he perdido la pista.

  2. Marc says:

    Coincido plenamente contigo Don Alfredo, la peli del bueno de Woody te pone de los nervios, yo creo que hace una de buena cada 5, la última fue Cassandra’s Dream, o sea que con el poco nivel de Scoop y esta última y alguna más, la buena debe estar al caer, yo no abandonaria Nueva York, porque cuando sale de la gran manzana no da una a derechas el pobre (Y no Match Point no lo es, es una copia de Delitos y Faltas). la de la pistola y la mujer es buena, me parecio divertida y original, no llega a la altura de la original, pero su falta de pretensiones es muy saludable. Bueno le dejo, disfrute de la tierra de los nunca suficientemente reconocidos Siniestro Total y que el apostol le proteja de los excesos de albariño y esas cosas, cosa harto difícil.

    • alfredo says:

      Tendré que ver la película de Yimou. En cuanto a Allen, me va a costar volver a pasar por taquilla para ver una película suya. La próxima se rueda en Roma, así que tampoco promete ser gran cosa. Si fuera a Galicia, como en breve haré yo, y se hartara de pulpo, de albariño y de escuchar a Siniestro, seguro que las películas le saldrían más interesantes.

  3. juanki says:

    Buenos días,

    Sabe algo acerca de 13 asesinos? Querría verla, y me gustaría saber su opinión, ya que veo que tiene un criterio acorde a mis gustos, por lo tanto, si usted gusta, dedíqueme unas lineas…..

    Siempre suyo,,,,,

    • alfredo says:

      No he visto esa película, que algún amigo me ha recomendado y por tanto acabaré viendo. Sí he visto otros films de Takashi Miike y, la verdad, ninguno me ha entusiasmado. El tipo sabe rodar escenas de acción, crear inquietud y no se va con medias tintas, pero es demasiado bestia para mi gusto y más efectista que buen narrador. Eso sí, tiene un núcleo duro de fans que le adoran, así que algo tendrá que quizá aún no le he sabido ver.

  4. juanki says:

    Ya he visto 13 asesinos. Estupenda fotografía. Las escenas de batallas son trepidantes y el personaje de Naritsugu (desconozco si es histórico) está realmente bien perfilado. No obstante, la carnicería es excesiva para mi gusto.

    Si usted me lo permite, se la recomiendo, aunque si puede obtenerla por medios de dudosa legalidad, MEJOR.

    • alfredo says:

      Veré la película, no le quepa duda, ya sea de forma legal o ilegal. Estamos de acuerdo en que Takashi Miike tiene estilo, y también en que es un poco bruto.

  5. La Horca says:

    Siento diferir de los demás terulianos, aunque no sea mucho de extrañar (ya estoy acostumbrada a mis diferencias con el mundo), pero a mí SÍ me gustó la última de Allen. Quizá no tenga la gracia que se espera de una comedia y no se pude comparar con sus obras maestras, pero a los más quisquillosos, les recoradaré que las obras maestras son irrepetibles.
    Yo le encontré una luz que no veía en sus pelis desde hacía mucho tiempo. Déjenme ustedes señores darle una oportunidad a Allen y un toque de feminidad a esta tertulia. Dos pelis más y volvemos a hablar…

    • alfredo says:

      Conozco a más personas a quienes gustó la película, y por eso fui a verla, pero a mí me decepcionó, como casi todas las películas de Allen estrenadas durante este siglo. La diferencia es sana, más que la unanimidad, así que bienvenidos sean comentarios como el que ahora respondo. La gente que sólo escucha y valora las opiniones idénticas a la suya ya tiene su sitio en Intereconomía, este blog quiere ser otra cosa. Lo del toque de feminidad también se agradece. El único toque que me disgusta es el de queda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *