»

SELFIES

SELFIES. 2018. 4´. Color.

Dirección: Claudius Gentinetta; Guión: Claudius Gentinetta; Montaje: Claudius Gentinetta; Música: Claude Kaiser, Peter Braker; Efectos especiales: Peter Braker; Producción: Claudius Gentinetta, para Gentinettafilm (Suiza).

Intérpretes: Animación.

Sinopsis: Estudio existencial realizado a partir del análisis del fenómeno de los selfies.

Selfies es el cuarto cortometraje dirigido por Claudius Gentinetta, cineasta suizo especializado en el campo de la animación que consiguió con esta pieza ser profeta en el Barcelonés Norte, pues la película recibió el primer premio en el Filmets Badalona Film Festival.

Gentinetta, que también es autor de cómics, ha producido una obra notable en lo artístico e inteligente en el concepto. Luciendo un adecuado tono sarcástico, el director helvético analiza ese desmedido afán por fotografiarlo todo que ha hecho mella en la especie humana debido a la universalización de la fotografía digital y a la supina estupidez de gran parte de los mortales. Selfies ejemplifica el famoso dicho de que lo bueno, si breve, es dos veces bueno, porque en sólo cuatro minutos, y a través de la superposición de esa clase de imágenes de las que se atiborran cada día quienes forman parte de las redes sociales, tiene tiempo de poner en solfa a la sociedad contemporánea con un drama mudo de estructura circular, que empieza pareciendo tan banal como las imágenes que contiene y termina siendo algo muy distinto, y mucho más profundo. A un servidor, tipo chapado a la antigua, siempre le ha resultado despreciable esa ansia por autorretratarse y exhibir la propia intimidad tan típica de esta época. Diría que la gente debe mantener la ilusión de que su existencia le importa a alguien, pero eso, por más que el personal se empeñe en vivir hacia afuera, casi nunca es cierto, porque cada cual vive en su pequeña burbuja y, en este mundo, muy poca es la gente que hace cosas de verdadero interés, y esa gente no suele emplear su tiempo en pavonearse. Son mis opiniones, claro está, pero diría que Gentinetta coincide bastante con ellas, a juzgar por cómo abre su película y por cómo la cierra, de una forma tan parecida y, a la vez, tan distinta.  Ahí se percibe una habilidad narrativa digna de mención, que el director viste con un envoltorio más que atractivo, en el que una técnica de animación bastante primaria resulta ser pulida y efectiva. Si los selfies que uno ve por ahí, que son más de los que quisiera, suelen ser de una pobreza fotográfica aplastante, la imitación que de ellos hace Gentinetta posee ese punto de recreación/parodia que es un estilo en sí mismo y mejora en mucho al objeto retratado. Si la especie hace uso de un smartphone pegado a un palitroque para fotografiar la nada, Gentinetta utiliza ese hábito para hacer arte. En definitiva, un proyecto de veras independiente y un cortometraje de gran calidad rodado por un tipo con criterio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *